Entrenamos actitudes y habilidades con animales

0

El pasado mes de marzo tres grupos de personas de los centros de Erandio, Otxarkoaga y Getxo comenzaron sus primeras experiencias de educación y terapia asistida con perros.

En el grupo de Erandio, en el que participan cuatro usuarios, trabajaron la gestión de su miedo a los perros. La experiencia consistió en 3 sesiones teóricas sobre el miedo y la comunicación y 10 sesiones prácticas interactuando con perros. En las primeras sesiones, además de practicar las posturas ensayadas en el aula con Argi, un Shiba Inu de diez años que actúa como estimulador y facilitador del aprendizaje, se realizó un trabajo de desensibilización y contracondicionamiento. En las siguientes sesiones pudieron interactuar también con Nala, una perra Golden retriver joven de mayor tamaño y Shiba, un cruce de pastor vasco. En las sesiones finales acudieron a un parque para enfrentarse a la situación real con perros desconocidos.

En Getxo, un grupo de ocho personas de este taller y tres del taller de Otxarkoaga, trabajó la empatía y otras habilidades sociales, así como el control de impulsos. El tercer grupo, formado por cuatro personas que forman parte del proyecto de envejecimiento, se centró en trabajar el equilibrio, la motricidad y la coordinación, bajo la supervisión de una fisioterapeuta del Hospital de Basurto. Esta actividad se realizó por primera vez en el centro de Getxo en 2013, donde realizaron una experiencia de Educación asistida en la que participó Shiba Inu. Ante la buena acogida por parte de usuarios y profesionales, los tres grupos continuarán la experiencia durante los meses de octubre y noviembre de este año.

Está demostrado científicamente que las experiencias con animales aportan beneficios a nivel cognitivo, emocional-afectivo, físico y social. En nuestro caso, las terapias asistidas con perros han mejorado la atención y concentración de las personas con discapacidad de Lantegi Batuak que han participado en estas actividades. También han aumentado su motivación y les han ayudado a disminuir la ansiedad y los miedos.

Por otro lado, desde los centros de Markina Plazakola y Zorrotza, se organizaron sendas actividades con caballos en Mutriku y Busturia. Durante estas sesiones las personas participantes pudieron trabajar el respeto hacia los animales, mejorar su autoestima, equilibrio, coordinación y comunicación, además de reforzar la autoconfianza.

Categorías:Actualidad

Deja un comentario