Un valor que nace aquí y beneficia a toda la sociedad

0

“Tengo MI futuro y MI vida, con mi marido, una vida normal”. Así empezaba Itsaso Hormaza, trabajadora de Lantegi Batuak, su intervención en la jornada en la que, el pasado jueves, quisimos compartir los 10 años que Lantegi Batuak lleva midiendo el Valor Social Integrado. Como el resto de participantes en el coloquio, Itsaso expresó cómo había influido en su vida Lantegi Batuak, facilitándole una vida independiente y con aspiraciones.

El valor social integrado es el que impacta de forma positiva en la Sociedad, pero no se mide a través de la contabilidad tradicional. Para medir nuestra aportación al territorio, llevamos a cabo una contabilidad social, herramienta que desarrollamos, hace ya diez años, de la mano de los equipos de investigación de la UPV/EHU y la Universidad de Deusto.

207 millones de euros en 2018 y más de 1.500 en diez años: son las cifras que ha alcanzado el Valor Social Integrado de Lantegi Batuak. Recoge valores que, hasta ahora, permanecían invisibles en la economía tradicional, como ahorro en pensiones, gastos sanitarios, inversión en formación, gastos derivados de cuidados, etc.

Mireia Izagirre, madre de Jon Sanz, del servicio ocupacional, nos trasladó qué había supuesto Lantegi Batuak en la vida de su hijo y de su familia: “el salto más importante está en que nuestro hijo tiene su propia parcela privada: sus amigos y compañeros, que no son de nuestro entorno social. Esto se llama Empoderamiento”.

Junto con Olatz y Mireia estuvo Susana Gorbeña, presidenta de Lantegi Batuak y Gorabide, y hermana de una persona con décadas de experiencia en Lantegi Batuak “No me puedo imaginar nuestra vida sin Lantegi Batuak. El trabajo ha supuesto la normalización de nuestras vidas”.

 

Marcos Muro, en nombre del Gobierno Vasco, Teresa Laespada y Sergio Murillo, de Diputación Foral de Bizkaia, Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, Gorka Martínez, de BBK, y Diego Martín, de Pronutec, participaron también en la jornada, como integrantes de aquellos grupos en los que nuestra actividad impacta de forma directa. En el modelo de contabilidad social, fueron los propios grupos de interés quienes identificaron y cuantificaron aquellas variables que debíamos medir.

Hoy, no entendemos nuestras cifras sin este valor, porque no medimos nuestra riqueza únicamente en términos de pérdidas y ganancias, sino también en riqueza social, en ahorro en cuidados, gastos médicos, en formación, en mejora de la competitividad, en fomento del empleo y, en definitiva, en beneficios para toda la sociedad.

 

Categorías:Actualidad

Deja un comentario